sábado, 26 de junio de 2010

Pedir una cita médica, el horror


Levántate a las dos o tres de la madrugada para ir a recibir un ficho a las seis de la mañana. si no llegas antes de las 4:30 te tocará, más o menos, el ficho número 50. luego, espera tu turno, en general son 6 u ocho citas por hora. así que si tu ficho es el 50 te atenderán entre las nueve y treinta y las diez de la mañana. Ya has pasado seis horas esperando para conseguir una cita con el médico general. Seis horas o más, sentado, de pie, con frío, con sueño, con hambre, con malestar, etc. pero la regla número uno cuando se va a un hospital es "La Paciencia".
Ahora, la cita te la darán para las dos de la tarde en adelante, todo depende del número de ficho que te dieron, y para que el ficho sea de los primeros, debes madrugar más o quedarte despierto e ir lo más temprano posible.Y si el hospital queda lejos de donde vives, pues te toca quedarte dando vueltas hasta la hora estipulada de la cita. En fin, una porquería de situación. Y eso que estoy resumiendo lo desastroso que es y que además, yo no soy el enfermo ni el viejo decrépito, todavía soy joven y resisto las horas de tedio mejor que la gente enferma y vieja que veo siempre en los hospitales. y para cada cosa, hay una fila, fila para fotocopias, fila para pagar, fila para entregar documentos, fila para recibir la medicina, etc. !El Horror!.
La última vez que fui a pedir una cita, que ni era para mí, para un familiar, me aguanté once horas en esa pendejada tan vacía, tan deprimente. Menos mal, el adolorido no era yo, pero, qué asco.
Recomiendo que vean el documental de Michael Moore llamado "Sicko" para que se sorprendan.