sábado, 21 de agosto de 2010

Fiesta de 15's, el brindis de Germán


Cabe aclarar que considero esa fiesta una pendejada… aunque ya era obvio.
Aproximadamente ocho o diez años atrás, en una fiesta de quinceañera a la que asistí principalmente por el Licor gratuito, tuvieron la errónea amabilidad de que a la hora del brindis yo empezase; Recuerdo con exactitud lo bonito y sincero que dije frente a los familiares e invitados de honor, tanto que la mamá de la supuesta nueva mujer me apoyó en mi idea. Bueno, en medio de la elegancia, la gente vestida acorde a la celebración, según ellos. Flores, música, excelente comida, Licor en recipientes bonitos, pero eso al Licor no le afecta, lo pueden servir en totuma e igual embriaga.
Se pusieron de pie, copa en mano, llené nuevamente la mía antes de hablar y de esta boca salió algo así: Hoy su hija cumple quince años… señalo a la señora con la copa… está creciendo, madurando, en una etapa muy especial, en la adolescencia… en fin… solamente espero que no se vuelva una “PERRA”… y solté una leve carcajada.