jueves, 5 de agosto de 2010

La profesión que debí escoger: Sacerdote

Qué útil disfrazarme, fingir, trabajar, mentir como un sacerdote: Memorizo unas cosas de la biblia, las leo tres veces al día, y listo. Trae ventajas, la gente confía en mí, me van a visitar a la iglesia, me dan dinero, ofrendas, veo mujeres bonitas,simplemente debo repartir oraciones, dar consejos, escuchar problemas ajenos, intimidades, chismes, secretos, después, finjo interés, los aconsejo, y como recompensa me dan casa, automovil, comida, una buena imagen ante la comunidad y un montón de cajas de vino que yo veré qué hago con ellas.
Esa es la profesión que debí escoger.
!Fuck!