martes, 21 de septiembre de 2010

Internet es la nueva Biblioteca en casa



Los Hogares donde hay una biblioteca y una cultura que motive a la lectura a los hijos, por lo general, es un núcleo familiar más tranquilo, más abierto al diálogo, los hijos están menos influenciados negativamente por la sociedad, ya que, la literatura puede mostrarle y enseñarles a vivir un estilo de vida muy distinto al que la calle ofrece. El simple hecho de haber una variedad de libros al alrededor genera curiosidad, respeto y amor por la lectura. Las personas que crecen en un hogar con biblioteca pueden llegar a preferir quedarse en casa leyendo y aprendiendo a través de la literatura que salir a realizar acciones menos productivas para su desarrollo individual. Gracias a una biblioteca, nuestra manera de pensar, de ver y afrontar la vida es diferente; la persona piensa antes de actuar, no se deja llevar por los instintos, por la rabia, por las emociones, pues sabe que existen mejores formas de solucionar una situación, que hablando se consiguen resultados más favorables. Aunque suene o parezca un estigma, es una realidad, las personas que leen tienden a ser menos explosivas, menos violentas, pues, desde niños permanecieron alejados de las malas compañías, el ambiente en el que maduraron con la ayuda de los libros los educó para que fuesen ciudadanos de bien.
Esto convierte a la biblioteca no solo como el mejor cuarto de la casa, también podría decirse que del mundo.
La biblioteca es un lugar tranquilo y silencioso el cual podemos utilizar, no solo para lecturas, si no también para meditar y reflexionar acerca de nuestros problemas: familiares, laborales y académicos; este espacio por ser un entorno silencioso nos permite una buena concentración y nos facilita aclarar nuestra ideas y así poder dar solución a los problemas que nos aquejan.

Lastimosamente, no todos disponen de una biblioteca ni del hábito de leer, por lo cual buscan otras formas no tan productivas de pasar el tiempo, de expresarse, para divertirse.
La Internet, dicen, afecta el papel que desempeñan las bibliotecas públicas y la manera en que se obtiene el conocimiento, es decir, el facilismo, el “Copiar y pegar” a la hora de investigar, entre comillas, sobre un tema. Pero para quien la lectura es una verdadera pasión, encuentra en Internet, una herramienta, una nueva Habitación donde aprender, donde expandir su conocimiento e incluso darlo a conocer con más facilidad a los demás. Si la persona nunca ha leído, Internet no le servirá para nada más que ver videos, contestar y enviar correos basura, escuchar música y chatear, pero para aquellos que consideran a la biblioteca su lugar preferido de la casa, Internet es una extensión de esa habitación donde se sienta a reflexionar, a leer, donde puede escapar del caos cotidiano y adentrarse en infinidad de mundos y opiniones.