viernes, 17 de septiembre de 2010

Todo en exceso es malo... idiotas sin remedio

Cuando simplemente busco reírme de los demás, me voy por el lado fácil y publico este tipo de cosas que por error o por llamar la atención se ve en la Web.
Les pregunto, ¿Qué tipo de falencia tan desproporcionada sufren las personas para terminar exagerando de este modo?.
Un piercing, o tres, aceptable, normal, dos aretes en la nariz, tambien, pero hay quienes perdieron el control o la puta carencia afectiva la reemplazan recibiendo miradas, críticas y halagos de los demás.
¿Cómo duermen con esas cosas encima?¿Quién se les acerca?
Los radicalismos son para gente con problemas, para mentalidades tercas, cerradas.
Ese intento de verse diferentes, de destacar, de contrariar a la sociedad, de expresar sus gustos, su cultura, se les fue de la mano.
Hay límites, la tolerancia y el respeto se ganan, y actitudes y estilos de vida como las personas de las fotos no los puedo tolerar.

Y no es que uno no sea patético o idiota, la cuestión es que, lo disimulo con más éxito, no doy tanta oportunidad de burlas.
¿Recuerdan el dicho "La moda no incomoda"? Pues aquí no aplica jamás.







e