viernes, 12 de noviembre de 2010

Solución real para el calentamiento global




Este es mi aporte, mi granito de arena para detener los problemas ambientales:
El Aborto, en pocas palabras les diré por qué.


-Si hablamos de resolver los problemas del calentamiento global, de falta de recursos naturales, de la escasez de agua, de tierras aptas para cultivar, de alimentos, etc. Pues, en mi proyecto que busca detener el desmesurado nivel de población se encuentra la solución.
Una existencia menos en el planeta es al mismo tiempo, menos agua que gastar, menos comida que darle, menos energía eléctrica que usar, menos basura que botar, etc.
Si sumamos los de miles de fetos abortados, los beneficios serían reales, sorprendentes.
Si impedimos un millón de nacimientos, esto reduce el consumo y la producción que genera el desastre Global.
La sobrepoblación es el causante de las fallas, de convertir las zonas verdes, las montañas en residencias; hay una desproporción de gente y no los recursos suficientes para ellos. Él estorbo son los demás.
La comida ya no sobra, el agua se está acabando, el montón de autos que diariamente salen al mercado, y luego a las calles contamina más el planeta.
Y viendo como andan de mal las cosas, aún así, la gente irresponsable sigue fabricando más existencias, las cuales estorban cada día más. Yo no hablo de matar a los vivos, pero sí de poner un alto, hablo de detener la estupidez. ¿Señores seres humanos, podrían acostarse con los demás, pero no embarazarlos? ¿Es mucho pedir? ¿Es posible que se les quiten las estúpidas ganas de convertirse en padres de una estorbosa criatura?
Un embarazo o es como una pierna infectada, gangrenada, hay que amputarla antes de que termine matándolo a uno.
Cada nacimiento es una boca voraz que se engulle un irrecuperable pedazo del Mundo.


(Fragmento de la novela-ensayo "El Hombre coherente")