jueves, 23 de junio de 2011

El amor es ciego, todos tenemos defectos




¿Cuáles razones consideras esenciales para amar a tu novia o novio y a tus amigos?
¿Eres esa clase de persona que piensa estúpidamente que, ella o él carecen de fallas, de defectos? ¿Solamente ves virtudes, dices que ella es perfecta, que él es maravilloso?
Pues, permitan que les diga que viven en el auto-engaño, que no aman a las personas con objetividad, y cuando, por fin, vean sus defectos, creo que empezarán a dudar del supuesto amor que sentían por ese hombre o esa mujer que miraban de una manera ilógica.
En contraposición, este es mi mensaje para a un amigo o una mujer valorada como se debe, sin ilusiones exageradas.
Me gustas como eres, interesada, caprichosa, fría, calculadora.
Me gustas así, cínica, hipócrita, siempre buscando de quien mofarse, aprovecharse.
Me gustan tus adicciones y manías, no me molesta ver de qué manera gastas el dinero.
No me incomoda caminar contigo, tengas la ropa que sea, el peinado o el color de cabello que hayas escogido.
Me gustas porque nunca me hablas de que debamos proteger el medio ambiente, reciclar, cuidar a los animales, salvar especies en vía de extinción, ayudar a los pobres, no tirar la basura al suelo, etc.
Me gustas aunque sé que te fascina a las personas manipular y no escondes tu desprecio por los feos.
Te estimo aunque no has leído ninguno de mis libros favoritos; te estimo aunque sé que las películas y programas de televisión  que a vos te encantan, yo no me los soporto.
Me caes bien porque no escondes tus defectos, no niegas cuánto mientes, lo incumplida, egocéntrica y mala paga que eres.
Me caes bien a pesar de que las cosas que compras deben ser costosas, de marcas reconocidas y a la moda.
No te detesto por tu racismo, ni por tu religión, por tus preferencias homosexuales.
No te odio porque sales con quien más te convenga, porque escoges otras situaciones distintas a las que conmigo has disfrutado, pero a veces te cansan, te aburren.

En fin,  solo intenté decirte que te aprecio tal cual y no porque esté ciego y te imagine como algo que tú no eres.
Podría la gente pensar que eres un desgraciada, pero eso no me afecta.




El-dia-que-me-quieras-perdon-que-me muera, sacarán la basura