jueves, 28 de octubre de 2010

¿Cómo ser Hippie, quiero ser hippie?... !NO!


(Gustarme Pink Floyd y que no trabaje, no me obliga ni determina que me simpaticen los hippies)

No crecí físicamente ni mentalmente para meterme en la onda hippie:
En el rostro no me sale barba,mi contextura física no es la de un desnutrido, ojeroso, rostro de sufrido, rostro de paupérrimo, etc.
En cuanto a los pensamientos, eso si que menos, pues, no defiendo la naturaleza, no adoro las flores, la paz ni la convivencia, tampoco soy soñador, utopista e iluso; no fumo mariguana, no salgo con mochila a recorrer el mundo, no diseño manillas ni collares ni nada artesanal, no pinto ni canto, no hablo con acento fingido de típico hippie, no voy ni practico el arte ni el teatro, no me gusta compartir, prefiero el egoísmo, no acostumbro a pedir ni a mendigar por las cosas, no me importa si la vida mejora, no lucho por nada, no confío en los revolucionarios, me cae mal el Che Guevara, Fidel Castro me lo metería por el culo.
No defiendo los animales, no protesto contra las corridas de toros, me fascina la carne, lo espiritual es una farsa de aquí a la quinta porra.

No idolatro a The Doors ni a Jhon Lennon, a la mierda con su "Amor y paz, hermano", para eso tengo odio, rencor, botas de puntera, asco por la sociedad, xenofobía, racismo, intolerancia... no toco la guitarra, no busco salvar ni cambiar a la gente.
Al carajo con los ecologistas y los vegetarianos, los pendejos que practican yoga y meditación.
No rompo parámetros sociales, respeto la ley, voto cada cuatro años, me voy de compras, no uso ropa desaliñada ni rota, uso desodorante, me depilo las bolas, no lucho por indígenas ni niego el valor del dinero, no visto ropa colorida y estranvótica, solo enciendo baritas de incienso para ir a cagar... en fin.
Soy pesimista, negativo, desconfío de la gente y no me visto como un payaso multicolor.

martes, 26 de octubre de 2010

Los amantes: Reglas básicas


1. comprender su lugar en el triángulo amoroso.
2. no buscar ni anhelar una modificación de su posición como amante
3. Anular cualquier ilusión de separación, de divorcio o ruptura entre la esposa o novia oficial
4. No molestarse cuando vea a su amante con ella o con él
5. No llamar a la casa de su amante a deshoras ni llamar para provocar peleas, discusiones; preferiblemente que ni siquiera sepan o sospechen de su existencia
6. Ponerse en el lugar del otro, entender que también él o ella deben dedicarle tiempo a su novia, esposa y a los hijos
7. Nunca crea que va a abandonar al otro por usted
8. Disfrute y explote su tipo de relación: saque dinero y ventajas del sentimiento de culpa por lo que hace con usted
9. Nunca jamás proteste como si fuera la esposa o la novia, relájese, no moleste, no se convierta en un fastidio, su función es entretenerse juntos, que él o ella pelee con el otro, con usted está para pasar bueno.
10. No le pregunte, ¿a quién amas más?... ¿Cuándo te vas a divorciar?... etc.
11.Compórtese salvajemente a la hora de las relaciones sexuales, cero recatos, cumpla fantasías y perversiones sexuales, si le quieren dar por el culo, acepte, si la esposa no se lo chupa, entonces usted debe mamar con gusto.
12.Evite las escenas de celos

Comprar oro, diamantes, rubíes, joyas... qué estúpido


Busco alguien que me explique (En verdad no lo busco) por qué debería o hay personas que pagan tanto dinero por piedras de colores, dizque "Piedras preciosas"...
Esmeraldas, rubíes, oro, plata, etc.

Yo no pagaré jamás millones de pesos por una piedra de color verde o amarrilla porque es una pendejada.
Hay objetos más útiles y no tan costosos que nos ayudan, que nos divierten, que mejoran la calidad de vida.
Sirve más una lavadora, un horno microondas, una camioneta, un dildo, comida.

¿ Qué tipo de emoción o de placer debo sentir cuando llevo puesto un anillo de oro en el dedo o una cadena de plata, de diamantes en el cuello?
Más provechosa una bicicleta o una motocicleta... ¿No?
Qué idiotez los lujos de ese tipo, hasta te pueden matar por eso. Cortarte un dedo, una oreja, herirte, matarte, robarte, meterse a tu casa.
¿A cuántas mujeres les cae esta crítica? Las mujeres, cuándo se darán cuenta de que a uno no le interesa si usan o no usan aretes o el montón de cosas que se ponen en los dedos y en las muñecas; para qué, si en vez de mirarte las orejas, te voy a mirar a los ojos o al culo.
No desperdicies más dinero en esas bobadas sin oficio, yo no me fijo en cómo se ven tus orejas con cosas colgando.

Un diamante, una esmeralda, un zafiro, no son más que unas putas piedras bonitas, pero nada más. Material Inútil, inservible... Piedras encuentro en cualesquier calle.
Y no traten de convencerme de que tienen propiedades curativas o algo similar.

No sé quiénes les dan valor a una simple piedra que brilla o que es poco común, pero en lo personal, opino que, es de idiotas gastarse fortunas y andar por la vida creyéndose los mejores por usar un collar o anillos de oro o de plata.
A la mierda con esas fruslerías...
Por lo menos un coche te conduce de un lado a otro, no es desperdicio.

Aprende a mentir o lárgate

El tiempo ha pasado desde enero del año 2009, y pienso que te he visto demasiado, pero no en el sentido de "te he he hablado mucho tiempo", si no en el que significa que te he observado detenidamente y puedo sacar conclusiones, aunque seas buena persona, también eres horrible, tus actos opacan lo bonito de ti.
En definitiva, conocerte es decepcionarse; hablarte como amiga no es posible, tú no sabes ser amiga.
Tus mentiras se descubren fácilmente, mala cosa y como las mías no tanto, por eso aún me aprecias, todavía te agrado.
Te he visto poco tiempo, dos días a la semana, un par de horas o minutos, y me asquea tu comportamiento.
Creo que me recordarás como un buen hombre, íntegro, serio, confiable, de palabra, comprensivo, adicto al licor, etc. Ese es mi logro, es la verdad y a la vez una mentira.
Te recordaré con una mezcla de cariño y de decepción, pues has dejado que vea detalles no muy agradables.
La cuestión es saber ocultar, disimular los defectos, conservar una imagen agradable en la mente de los demás; y cuando veas lo feo, lo malo de mí, te parecerá muy extraño y eso no derrumbará la imagen agradable que antes viste.
Tal vez no te importa lo que la gente ve ni cómo te van a recordar, pues a mí si me importa, por ello sé que mentir no es negativo.
Te Recordaré como a una infiel, una pésima mentirosa, fácil de clasificar como tal, descuidada en su falsedad… lo único que puedo pensar de ti, es que careces de vergüenza o de mesura y control para mostrar no tus errores tan abiertamente… entonces me pregunto para ensuciarla más, ¿Qué más porquerías hará en los lugares que no puedo verla?
Pero no es necesaria la imaginación para despreciarte, con lo que he observado, ya basta.

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Para qué sirven las desgracias?

A través de los problemas, de las carencias, de los inconformismos
es que nos unimos al otro.
Los desastres nos unen, es por obra de lo malo, de lo trágico, del horror,
de lo triste que existe la amistad; debido a las tragedias es que recordamos a los demás seres humanos. Solamente así, en medio del sufrimiento, del horror nos comunicamos, nos compadecemos del prójimo, lo ayudamos, nos ayuda.
Es al revés de lo que la mayoría piensa, la felicidad nos separa, no une, la alegría crea distancias, pues la felicidad trae consigo el egoísmo.
Para recordar a los demás debe de suceder un terremoto, un tsunami, la erupción de un volcán, etc.
Sin la tristeza del otro no hay amistad. La tragedia, las tristezas son el fundamento de las relaciones humanas, lo nefasto es aquello por lo cual nos vemos obligados, conmovidos a dirigirles la palabra.
Cuando uno está en un lío, busca ayuda, pide ayuda; no antes. Si ninguno necesita del otro, ambos se aíslan, se genera la indiferencia.

Sin los terremotos, las inundaciones, las muertes en exceso, los humanos no piensan en los desgraciados, en los pobres.
Es gracias a la superabundancia de Muertos; gracias a las Guerras es que nacen las comunidades.
Sin lo negativo el Mundo se detiene.