sábado, 30 de julio de 2011

“Odio la vida”, “el amor no existe”, “no tengo amigos”, “odio a mi madre”, “me quiero morir”




Si te la pasas diciendo o pensando cosas como las siguientes: “Odio la vida”, “el amor no existe”, “no tengo amigos”, “odio a mi madre”, “me quiero morir”… y mucho más, pues mejor cállense la boca de una vez o deja de pensar tan negativamente. En la vida hay multiples soluciones para huir de la tristeza, de la depresión. Pero primero, interrógate, ¿cuál es el fundamento, motivo y razón de tus quejas?...
¿La fealdad, la soledad, la traición, el rechazo general, la pubertad, el acné, la pobreza?


Pues si todavía no has hallado una manera de resignarte con tu existencia de mierda, si no sabes cómo resolver tus estúpidos problemas, tranquilo, yo no le voy a insultar ni a mentir; la cuestión es que usted debe comprender que así es la cosa de vivir; si no le gusta, pues mátese y deje de sufrir, deje de exponer su patetismo, basta de hacer el ridículo diariamente.


Encuentre una salida aunque momentánea... si ha sufrido humillaciones y rechazos, entonces no soporte más, reaccione, si es necesario, vuélvase malo, cínico, indiferente, vengativo, mordaz, fuerte, resistente. Pero si la violencia no es lo suyo, pues escriba sobre sus pesares, desahóguese de algún modo, aléjese de esas situaciones incómodas, evítelas, resuélvalas.
Tambien puede usar el vicio como huida. Fúmese un cigarro, dróguese con marihuana, emborráchese; o simplemente camine, corra, trote, coma sin límites, hasta la obesidad, escuche música, baile, vea televisión, vea porno, insulte, patalee, vaya al psicólogo.
Si nada de esto le gusta, pues le aconsejo que investigue cómo es de asquerosa la vida en otros países, vea documentales donde se hable de infectados de SIDA, sobre El Congo, acerca del hambre en Etiopía,  y tal vez así, caiga en cuenta de que su vida no es tan deprimente como pensaba y le da un mejor valor a la suya.


Use cualesquier método para obtener una satisfacción y si después de intentarlo, sigue aburrido y con ganas de matarse, bien pueda, mátese, en definitiva, a usted no le gusta la vida.
Suicídese, pare de sufrir y de fastidiar.

martes, 26 de julio de 2011

¿El perro es el mejor amigo del hombre?... las mascotas



No me agradan las mascotas, me estorban, no las considero útiles para mi existencia, pero tampoco las maltrato, no golpeo ni maltrato animales indefensos por maldad o perversa diversión.

Cuando era niño tuve gatos y perros, la casa donde viví se prestaba para domesticarlos y cuidarlos, pero ahora, en la ciudad, con el tamaño de las casas, creo que es preferible que en las casas no hayan  perros, gatos, tortugas, lagartijas, culebras, ratones estrato 6, es decir, un hámsters, guacamayas, etc.

(Antes me gustaban los gatos y los gatos, pero de malas, ya no soy un niño para esos caprichos y búsquedas de afecto a través de ellos )

Una mascota representa lo mismo que un hijo: una cosa que existe para estorbar, para ocupar tu tiempo, para quitarte dinero, para quitarte independencia y tiempo.
No me interesa un perro para abrazar ni para pasearlo, mucho menos para recoger mierda y limpiar orines; no busco un animal para sentirme acompañado, no me imagino hablando con un perro o durmiendo con él. Comprando comida especial, pagando peluquerías caninas, llevándolo al psicólogo de perros, poniéndole ropa, gastando plata en lujos que un animal no se merece o que nunca debieron haber inventado para ellos.
“El mejor amigo del hombre”, si claro (sarcasmo)… con tal de comer y dormir bien, yo también fingiría como un perro, ser fiel y digno compañero del idiota que me da gusto, comida y donde vivir.
Allá los solitarios o las solitarias que con un perro o una mascota se acompañan; allá los que por recibir cualquier clase de afecto se alegran con un perro moviendo la cola, lamiendo tu cara, brincando sobre ti cuando llegas a casa...
La gente hasta se emociona con loros, peces, con pajaritos en una jaula y la peor mascota que he visto en la vida. Un niño, el vecino tiene una aburridora tortuga que, no sirve para puta mierda.
Una tortuga es una piedra con patas, no sé que gracia le saca a eso, pero bueno, asunto del niño. 
Un perro o una mascota es, para mi, igual que un hijo improductivo, una presencia que genera gastos en vez de beneficios, una mascota es un parásito, un animal con el que no puedes hablar y recibir una respuesta en tu idioma, que no te da una opinión clara, que aparenta fidelidad por conveniencia.
Creo que a la final les gustan más los animales porque un perro no los critica, no les miente, no lo juzga, etc.
Prefiero a a las personas aunque digan que son unas porquerías.

viernes, 22 de julio de 2011

Prohibida venta de cigarrillos al menudeo... políticos idiotas



Aquí va otra estúpida ley que atenta contra el trabajador ambulante. Definitivamente los ciudadanos no deberíamos votar por ninguno de esos políticos de la mierda, ¿por qué les damos empleo?
¿Para que instauren esas leyes? ¿Para qué sirve la prohibición?
Pienso que coartan mi libertad de decidir, de desear comprar un cigarrillo y no diez.
Los que se creen rebeldes y anarquistas deberían dedicarse a averiguar donde viven estos políticos y dañarles la casa, quemarles la casa, romperles las ventanas, no matarlos, no vale la pena, pero si hacerles notar nuestro enojo. Ellos viven muy tranquilos con sus grandes sueldos y diariamente planean cómo quitarle las fuentes de subsistencia, sobrevivencia, de empleo a los pobres.
Yo rara vez escribo sobre política o de apoyar las protestas, pero en esta ocasión si considero muy inútil esa ley.
Si, alego, porque soy un vicioso, me molesta porque tengo amigos que venden cigarrillos al menudeo, si me enojo porque la venta de vicio no terminará nunca, me molesto porque discriminan a los consumidores de alcohol y cigarrillos.
No dije nada cuando prohibieron el consumo de cigarrillos en los establecimientos públicos, en los bares, en los billares, pero no debí callarme.
¿Qué clase de cantina, bar, discoteca, billar es sin cigarrillos?
Un billar sin gente fumando y bebiendo es lo más asqueroso que he visto. No se supone que somos mayores de edad y podemos beber y fumar si se nos da la gana, si nos gusta.
Cómo es posible un bar, por ejemplo, de Metal, de Rock & Roll con cerveza, licor, pero sin la libertad de fumarse un cigarrillo.
Deberíamos exigir respeto ante nuestra elección de cómo matarnos lentamente.
Soy bebedor, soy fumador, soy no creyente, me gusta el aborto, si no te gusta, vayan a comer mierda con sus ridículas estrategias. El que no desea una vida sana, ese es su derecho.
Qué ridiculez, espero ver a todos los consumidores de cigarrillo incumpliendo esta regla tan pendeja.
Arrepiéntanse los que eligieron a la senadora Dilian Francisca Toro, ella es la la cabeza detrás de la prohibición. 

miércoles, 20 de julio de 2011

La ley de compensación y estilo de vida




Hoy no voy a referirme a esa supuesta ley que dice “da amor, recibirás amor, lo que siembras, cosechas”… No.
La ley de compensación en este caso es el de las personas que compensan sus defectos, su falta de entendimiento, lo torpes, lo groseros y las superficiales, fruslerías que esconden bajo una cantidad de objetos.

En primer caso, hablaré de la persona que tiende a despilfarrar dinero, obsequios, licor, fiesta, ropa, joyas, etc. Opino que así encubre que es alguien aburridor, fastidioso, un individuo que a nadie agrada, que ninguno quiere a su lado y por ello usa estos elementos distractores, los cuales le ayudan a recibir la compañía buscada, necesitada.
Un segundo caso, muy obvio es el de las mujeres con el auto-estima baja, que se consideran brutas o simplemente así son. Actuar de modo complaciente, nunca llevarle la contraria a los demás, a su pareja; amabilidad desmesurada, vestirse de manera provocativa, aumentarse el tamaño de los senos según lo indique la moda, la sociedad, y si no le falta esa proporcionalidad de busto, entonces, usar prendas escotadas, mostrar mucha piel para distraer, para ocultar la estupidez, la frivolidad, etc. Con su cuerpo.
En general, no la mayoría, pero sí en gran medida, estas mujeres consideran que lo único valioso que poseen para ofrecer es la sexualidad; ya se trate de manipular con “la posibilidad de sexo” o del sexo en concreto, copulación fácil, rápida de conseguir, al sexo lo tratan como una herramienta que las beneficia, que les evita el rechazo, la soledad, pasar desapercibidas, lo cual como mujeres débiles les causaría mucho dolor e indignación.    
¿Podría el comportamiento agradable tomarse como un signo de inferioridad?
¿La compra de joyas, autos, mansiones, ropa de marcas famosas, de diseñador, zapatos y tenis costosos, el uso de lociones, y todo cuanto la publicidad y los medios dictan cómo aquello que “TENEMOS QUE USAR”, es en resumidas cuentas el método de   compensación de la inferioridad percibida por el sujeto?
Para no sentirse rechazado ni un individuo menospreciable, se vale de estos objetos que lo ayudan a subir su estima, su valor social en el medio que se desarrolla.
¿Qué clase de persona sería sin esas apariencias, si no comprara afecto o amistad? ¿Un hombre solitario, deprimido, una mujer ignorada?
Pero es importante no olvidar "el complejo de superioridad" en el que el individuo manifiesta su problema con actitudes de prepotencia y arrogancia injustificada, solamente presente en su personalidad para negarse a sí mismo sus faltas.

jueves, 14 de julio de 2011

Medellín, la tacita de plata, "si, seguro, no me crea turista"




No vengas al centro de la ciudad, evita sus calles fatigantes donde tropezarás con el fétido gentío; aquí te empujarán hasta el hastío. Si inevitablemente debes ir al centro de Medellín, entonces, ten cuidado con el  tráfico vehicular a la hora de  la calle atravesar; permanece alerta, siempre atento al color de los semáforos; rojo para caminar, amarrillo para prepararse y verde para las piernas estirar, pero no te confíes de eso… un color no va a impedir que un conductor imprudente te atropelle…
En la ciudad congestionada usa tu destreza, esquiva a los transeúntes, realiza tus diligencias lo más rápido posible para pronto a casa regresar y con gente sudorosa y peligrosa no rozarse más.
Los imbéciles sonríen, el calor y la polución no les afecta el buen humor; ni  en medio de este caos reniegan; el positivismo los vuelve pasivos y conformistas para ante el suicidio no sucumbir.
Veo a las mujeres caminando alegremente, se pavonean con sesenta por ciento de las tetas al aire, mueven el culo con estúpido orgullo y  los hombres cumplen con su parte del acuerdo; alimentar su puta  vanidad, piropearlas improductivamente, satisfacer su ego sin beneficio alguno, pues a la casa no las van a llevar.

La gente tiene ojos para odiar, para intimidar, entre el tumulto no te ven a la cara porque únicamente eres un obstáculo en el camino, un objeto para esquivar. Tal vez te miren los que te señalan como un incauto para atracar.
El movimiento de las ciudades, lo que llaman “lo cotidiano” es un monstruo feo y grande al cual temo, pero los individuos que se piensan indestructibles, exentos del peligro no se dejan intimidar… desobedecen las leyes, se meten entre los carros, ocasionan frenazos, insultos, sonidos de corneta, peleas.
Tanto los transeúntes como los hombres al volante me dan miedo. Por esa simple razón atravieso cuidadosamente las congestionadas autopistas y avenidas.
Los medios de transporte, todos, sin excepción, persiguen este cuerpo para lastimarlo, para convertirlo en cadáver o en el suceso sangriento que rompe con lo rutinario del día.
 Si me golpeara un automóvil sé que eso modificaría la monotonía y los alegraría… después de que se escuchase el frenazo del automóvil junto con el golpe seco, una curiosidad morbosa los excitaría y correrían a verme y al mismo tiempo para sentirse más vivos, para burlarse discreta o disimuladamente de la desgracia ajena.
El tumulto de curiosos rodearía mi herido Cuerpo; Las señoras maternales se abrumarían por el joven atropellado mientras que otros con sus celulares me fotografían para luego subir esa imagen a Internet.
Si notan que sigo con vida, agonizando y sangrando, de pronto una ambulancia solicitarían para llevar mi carne magullada hasta el más cercano Hospital … tal vez se desmaye alguien por el charco de mi sangre que ha roto la cotidianidad de sus existencias aburridas.

Las cosas se han unido tácitamente para que los accidentes ocurran, para que alguien salga gravemente lastimado o hasta muerto con la cabeza hecha papilla de sesos, pero la ceguera y una fe absurda les distrae, el miedo, dizque no los toca. 
Lo más adecuado es encerrase, no toparse con la sociedad, la cual se encuentra a punto de desprenderse de las máscaras que constituyen las bases necesarias para que el derrumbe moral no gane la partida y caigamos asesinados irremediablemente en esa ciudad que parece tan limpia para los turistas.

Existencia tras existencia se forma el endeble Mundo en el que no hay relación con los otros...




sábado, 9 de julio de 2011

La Soledad, el fracaso, el olvido, home Alone




La soledad es cuando tus padres se fueron de paseo durante más de 2 días y tú no sabes ni tienes a quién llamar; la casa quedó a tu disposición y a fin de cuentas no vas a aprovechar la situación.
Nadie vendrá, no te embriagarás, no harás una fiesta, ni una mujer entrará por esa puerta para distraerte en tu vida de fracasado.
Con el transcurrir del tiempo a todos nos quedan menos oportunidades, menos espacios para usarlos en compañía del sexo opuesto. Ambos trabajan, ella trabaja, no puede venir, ella se ha casado, tu ex novia te odia, tus amigas andan con sus parejas… definitivamente, jodido, más de 32 horas con una casa vacía y así permanecerá.
¿Cuántas locuras debería estar viviendo?
Mientras más años pasen, menos diversión hallarás.

sábado, 2 de julio de 2011

Todavía no se me ocurre nada interesante, entonces toma esto...


1. Quiero un pan, pero no el de la tienda, el de tu entrepierna
2. Si dios existe y todo lo ve, entonces nosotros somos de vez en cuando sus películas de porno
3. Tu horóscopo diario Germán: Si no es fin de semana, entonces no vas a hacer puta mierda, tu vida únicamente se vuelve medio interesante la noche de los sábados
4. La vida es esperar con incertidumbre la manera y el momento incierto en que vas a morir, tal vez si deberíamos suicidarnos porque esperar es muy harto
5. Uy, menos mal existe el licor, si no estaría muy aburrido, conectado a facebook o al messenger buscando una novia o peor, buscando la felicidad por ahí en la calle
6. si un hombre te dice que eres la mujer más bonita que ha visto, no te sientas halagada, más bien insultada
7. Busco una persona agradable, sencilla, abierta... de patas... 
8. Cinco cosas fundamentales en la vida: tener dónde cagar tranquilo, tener donde comer, donde dormir a salvo, afiliación a una funeraría y una conexión a internet banda ancha
9. Otras cosas no fundamentales en la vida: un teléfono movil, un automóvil, un enemigo, una enfermedad venerea, senos grandes, liposucción, rinoplastias, decendencia...
10. !Ay, no, Germán, usted unicamente se quiere acostar conmigo y no más!... ¿Qué más tienes para ofrecer maldita pendeja... a ver, hable? 
11. Qué pereza la gente que me dice, "Yo veo Discovery Channel"... cuando les pregunto que programas de TV ven. Malditos pretenciosos...  basta de disimular lo idiotas que son en realidad.