martes, 30 de noviembre de 2010

Jethro tull-Songs from the woods

Download: http://www.divshare.com/download/13371595-c75

El sentido de la vida, ¿qué significa la muerte?


¿Cómo se les mete en la cabeza que existe un después de la Muerte, que un “Alma” o espíritu continúa existiendo por ahí o que va a algún sitio?
Por principio, es Absurdo, siquiera, ocurrírseles que haya un alma independiente o que se separa del Cuerpo cuando uno se muere; lo que llaman espíritu, alma, considero que no sobrevive a la destrucción física, a la Muerte, además de eso, ustedes, los cobardes, le han agregado a la Muerte un valor, un regocijo sin contenido en sí mismo verdadero, ya que, sin la vida no hay valor, no hay quien hable, compare, y determine el valor de las cosas. Ese regocijo del que hablan cuando se refieren al más allá de la vida, no es real.

Y se equivocan respecto a esas variables, a esos paralelos de placer y displacer; Morir no es como dormir, no puede serlo, porque dormir es una actividad humana, una actividad de los seres vivos, y el descanso que da dormir es sólo válido para los que se cansan, para los que se despiertan con fuerzas renovadas. Dormir sin despertar no es dormir, la finalidad del sueño es despertar. Tras la muerte, no hay viajes, ni reencuentros. La Muerte no es placentera, lo placentero es exclusivo para el que aún vive.
Dormir no es una comparación adecuada para definir la Muerte.
Tampoco sirve de nada tomar como punto de partida lo que nos dicen aquellas personas que sufrieron un grave accidente y afirman que salieron de sus Cuerpos y vieron a sus seres queridos ya muertos... la payasada del “Túnel”, la Reencarnación.
Por el simple hecho de no Morir en ese momento, sus alucinaciones no corresponden a la realidad del “más allá”. No murieron, estuvieron en coma o lo que sea, pero no se murieron; de la Muerte no quedan experiencias, recuerdos para sí mismos. Un fallecido no habla, no puede hablar, si dice algo del más allá, significa que miente, que habla de una situación, una experiencia falsa, engañosa que tuvo en vida.
La Muerte es total, sin idas ni venidas, sin nuevas oportunidades, sin retorno; el retorno desvanece su concepto de Muerte, sus historietas son las de un ser que aún vive. Simples ilusiones de su cerebro, y ahora que menciono la palabra “cerebro”:
Gracias al cerebro, solamente por él, es posible sentir algo, sin cerebro no hay nada, y mucho menos sin Cuerpo.

Entonces, si el Cuerpo queda destrozado, si el cerebro fue hecho trizas, ¿qué Carajo va a sentir el muerto? ¿Con cuáles ojos mira un muerto?
Si le sacan los ojos a alguien, ese alguien pierde capacidad para ver; es así de simple y radical, el alma se agota con la muerte del cuerpo.
El alma no tiene órganos sensibles para palpar lo que quieren suponer los crédulos; el dolor, la tristeza, las penas, la vista, el olfato, el caminar; todo es una función Humana.
Un alma no tiene siquiera Cuerpo para afirmar que existe, no es ni abstracta, ¿cómo un espíritu se notaría a sí mismo como existiendo en un sitio particular, lejos o cerca, al lado de algo o de alguien, si no tiene un Cuerpo que lo posicione en el Mundo, ni a la izquierda o a la derecha de un objeto?
Si el alma no es un objeto, si carece de forma, de sustancia, ¿cómo se capta a sí misma?
¿Es lógico creer que el vacío es conciente de su existir insustancial? Es lógico que el vacío se dé cuenta de lo vacío que es.

Una cantidad de agua fría no se entera de lo fría que está, nosotros no notamos el girar del planeta tierra... un alma no se capata a sí misma, pues la persona ya ha muerto.
Un cadáver no reconoce que se murió, así como una piedra no sabe que es lanzada al aire por unapersona.
¿No es absurdo pensar que un alma posee propiedades, cualidades Humanas?
Para un alma no puede haber calor ni frío, mucho menos, lejanía o interés por lo ajeno, y para un fallecido, todo es ajeno, pues, el alma, si existe, está fuera del Mundo, no pertenece al Mundo de las cosas tangibles y comprobables.

¿Dónde está el cerebro del alma para que este cerebro le dé opiniones de la situación en la que ni siquiera puede estár?
Si es alma, no está en ningún lado, carece de conexión con lo sensible, con lo tangible. 
No pretendan engañarme con la continuidad del alma ni con un Mundo de los muertos.
Un alma no es físicamente, y sin la materia no hay lugar en el cual hallarse. ¿Cómo se comunicaría un alma con los Otros, de qué manera vería al resto de los muertos, si no es un Cuerpo visible ni un cuerpo con ojos para ver?
Desgraciadamente, al Morir, no se obtiene nada, se pierde todo, no se acaba ni el sufrimiento ni la felicidad, no se va hacia un lugar mejor ni a uno peor. Sin Cuerpo no hay órganos que nos administren una realidad externa; en la Muerte se ha dejado de ser humano consciente, y sin conciencia no se existe y si no se existe, tampoco es lógico hablar de Mundo. Y si acaso se existiera sin Mundo, ¿cómo Carajo o para qué una vida sin afuera, sin objetividad, una vida que no se comprueba a sí misma su realidad?

Simone de Beauvoir escribió en su libro “Tout Compte Fait, traducido como” “Final de cuentas”, lo siguiente:
“Por la noche ya no tengo esas consoladoras pesadillas en las que más allá de la Muerte una voz hablaba todavía para decir”: Estoy muerta.

Unas líneas más adelante se lee: “Pero nada me parece más horrible que Morir en plena salud sin haberlo querido. La vejez y la enfermedad, disminuyendo nuestras fuerzas, ayudan muy a menudo a asimilar la idea del Fin.”

Como se les antoje, crédulos, sigan con sus sofismas de distracción, huyan de la verdad con sus subterfugios, que sólo pretenden darnos falsas esperanzas, vanas ilusiones que nos disfrazan la vacuidad de la vida humana, lo injusto de tanta lucha, lo mal pagada que es la vida; somos lo que irremediablemente nace para morir. Nos guste o disguste, uno llega al mundo, se empecina en hallar triunfos, en cumplir metas, pero la muerte se encarga de mostrarnos que cada cosa por la que luchamos poseer nos es quitada de tajo, de inmediato. Trabajó y ganó mucho dinero, pues, se muere y ya no lo disfruta, se pone a estudiar para ser un profesional, pues, se muere y no lo logra.
La muerte borra nuestras buenas y malas acciones, les quita el valor.

martes, 23 de noviembre de 2010

¿Todo tiempo pasado fue mejor?


Todo tiempo pasado no fue mejor, antes no había un buen sitema de tuberías para la porquería que sale dentro de nosotros; el agua que ahora bebemos es más saludable, ahora hay calles más limpias, basureros más efectivos, energía eléctrica, teléfononía, computadoras, internet. Amtes no se había inventado el condón ni la pastilla anticoncéptiva, las toallas higiénicas eran menos efectivas, no se había creado o descubierto la penicilina ni un montón de antídotos, de vacunas, de medicinas que nos mejoran la vida.
Si se mira bien las cosas, la vida de antes fue peor, actualmente vivimos mucho mejor. La ciencia, la salud, el transporte, las comunicaciones han avanzado para nuestro beneficio. Antes hubo demasiadas limitaciones, falta de accesibilidad, más ignorancia, más dificultades para envíar alimentos, provisiones, información, etcétera. En los tiempos pasados las cosas demoraban más para llegar a su destino, el avión y los automóviles han reemmplazado a los navíos, a los barcos, a los caballos de carga… en fin.
Antes no se había inventado los antitranspirantes, las cremas para lavar los dientes… teníamos que perseguir gallinas u otros animales para matarlos y cocinarlos, ahora vamos al supermercado.
Antes las mujeres no podían pensar, opinar, creer en la independencia, en el divorcio, en la libertad, en divertirse, en trabajar, salir de la cocina, del encierro, de las labores de la casa, etc.

Qué porquería una vida sin Metro, sin buses, sin aviones, sin radio, sin televisión, ni inventos donde escuchar y guardar la música cómodamente, sin control de natalidad, sin tecnología, viviendo en el atraso… viva la modernidad y me importa un culo si se acaba el mundo por radiación, por polución... muy de malas a los que les toque.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Odio a mi madre porque...


Odio a mi madre porque cada cosa bonita que me dice, es falsa, porque cada defecto mío que pasa por alto, es un error de madre.
Odio a mi madre porque me miente inevitablemente; sus conceptos e ideas sobre mí están parcializados por el amor; no corresponden a la realidad. Su punto de vista sobre mi persona con el que he crecido, no es verdadero; es su visión maternal equivocada de la la vida.
Debido a eso, sé que la clase de persona que yo pensé que era, no existe, es su imaginación, una invención, no soy lo que ella cree.
Así se protege, se auto-engaña, únicamente ve lo bello, niega los defectos, se centra en las virtudes y no en mis errores y defectos.
Cuando dice que me queda bien la ropa, que  el modo en que me corté el cabello, me quedó muy bien, etc... Es falso.
 No sé con seguridad si es cierto o su visión de madre que miente.
Ella me mira de un modo demasiado agradable, ella se ha creado un tipo de hijo que no soy yo.
No puedo confiar en lo que ella opina.

jueves, 18 de noviembre de 2010

María, la madre de Jesús... pero qué tal si...


¿No se han detenido a pensar en que tal vez José se masturbaba delante de María y en una de esas eyaculaciones que José le lanzaba en las tetas, en el culo, en el abdomen o donde cayera en medio de la emoción, le resbaló hasta la vagina y la embarazó sin quitarle la virginidad del himen?
Imaginen la escena, José acepta que a María le da miedo, pero le pide que se desnude, que le muestre los senos, el culo, la vulva mientras el se agarra el pene y desfoga su frustración manualmente, ¿no es posible?
O tal vez tenían sexo anal y oral, el 69. Bueno y si salió embarazada como asegura la Biblia, pues entonces María perdió la virginidad a la inversa, no de afuera hacia adentro sino de adentro hacia fuera. El propio Jesús le quitó, le reventó el himen a su madre con la cabeza, al nacer le quitó lo virgen.
Qué horror, una pobre mujer sufriendo un parto por un embarazo que ni siquiera disfrutó. Quedó preñada y ni siquiera pasó bueno antes y peor la cosa, ¿cuánto más dolerá la reventada de himen en sentido contrario?
Imagina a Jesús intentando salir por la estrecha vagina de María.

martes, 16 de noviembre de 2010

Ni el kamasutra me salvaría


Mientras Lorena se baña yo subo a la habitación, entro a organizar más, pongo en otro sitio los libros sobre Existencialismo, las hojas con apuntes y los lapiceros. Me ocupo en especial de la cama. Desde aquí arriba escucho caer el agua, cerró la llave para enjabonarse. La imagino tocándose, poniendo las manos donde ella sabe que las mías pronto estarán. Un poco excitada de antemano por ese suceso del futuro próximo.
Se unta con jabón las nalgas firmes, los pechos, el cuello… con jabón entre los dedos y su mente juega a que son las manos mías las que la acarician en sus zonas privadas. Se frota dulcemente, prepara su carne desnuda y dócil, se sonríe con malicia.
Es consciente de qué sucederá, cuál es el siguiente paso, se alegra de sólo pensar en lo que yo le haré.
En su hogar se vistió para tentarme, tomó el autobús para acercarse, y ahora se baña con aplicación, se desprende del sudor para que cuando saboree su piel, yo, secretamente no me queje. Para que cada lamida y beso sea un disfrute para ambos.
No tardó mucho en el baño, salió en toalla, con la ropa interior en la mano izquierda, en la otra el vestido gris. También me bañé.
Salí del baño, subí a la habitación. Lorena se secaba el cabello, desnuda frente a un espejo recién comprado, se miraba con placer, la abracé por la espalda, acaricié sus senos y le besé el cuello, se estremeció, se dio vuelta… me dijo: paciencia… y terminó de secarse, puso la toalla sobre una silla de madera, caminó directo al reproductor de música, lo encendió, puso uno de sus discos favoritos, la agrupación Barón Rojo, después, se acostó de medio lado sobre la cama; me miraba acomodar la falda, la ropa interior, los calcetines en sus botas negras… siempre la impaciento con mi orden, porque no me dejo cegar por el sexo ni la pasión. Se cansó de verme en asuntos fuera de lugar. Me apuró para que nos abrazáramos y cobijáramos con caricias: Nos besamos a modo de introducción; un beso apasionado, de esos que quitan la respiración y te ponen erecto. Me separé de ella, la miré de arriba hacia abajo, sus senos eran tal y como los recordaba, desgraciadamente; no encontré ninguna novedad en su desnudez.
El gran círculo de color café suave, su puntiagudo pezón se mostró ansioso de sentirse lamido, succionado; la textura del pezón me indicó que era correcto besarle los pechos… chupé sus tetas mientras que con la mano derecha hurgaba en sus caderas; mis manos escarbaban su Cuerpo; Noté menos abundancia en el vello púbico, y cuando descendí a su entrepierna percibí un olor a jabón japonés. Y pensé—ese jabón no es de aquí. Ella misma lo ha traído.
Aunque parezca ilógico para la gran mayoría de los hombres sentí malestar al tocarla, la rutina de lamerle la vulva me dejó con dolor en la quijada… tal vez fue la falta de práctica por estos días separados, pero bueno, la puse mas excitada, esa era la intención.
El juego estúpido de complacer a Lorena se sucedía maquinalmente. Beso en la boca, descender a senos, abdomen, ombligo, cadera, entrepierna, nalgas… ¡Qué monótono!
La situación no cambia, los mismos planos, la misma escena, el sitio de siempre, la cama vieja, incluso la manera en que extiende los muslos, cómo gira, cómo respira, su forma de acostarse… de voltearse según mis indicaciones, es similar.
Ya sé qué haré cuando levante las caderas, qué repetido y harto… hasta el modo en que su vagina se abre para dejarme entrar es monótono, previsible, casi insustancial, simplón, es una obra de desastre, no es creación, es un devenir que carece de novedad. Aunque la colgara de los pies e inventase posiciones su cuerpo altamente Re—conocido no me brindará nada más.
Se modifica con más facilidad el estilo con que me cepillo los dientes que, al acostarme con Lorena.
Pero sin importar lo repetitivo, hubo un tipo de excitación que me guió, que me cegó y resignó.
Me acosté con Lorena, cumplí con mi labor. Lo hice con entrega, buscando otro placer más allá de este Sexo, desabrido.
Lo único que obtuve de Lorena fueron reacciones ya vistas, sus agitaciones no tan escandalosas, sus ojos semiabiertos que me miran desnudo , pero esta vez ella estaba más concentrada en el disfrute que le brinda su propio Cuerpo que en mí. Lorena se ensimisma, cierra los ojos y se enfoca en su cuerpo, se hunde sobre el colchón, extiende los brazos, aprieta la almohada, las manos buscan de dónde agarrarse, el cuello estira, se disloca de izquierda a derecha, se le escapan varios gemidos, la intensidad dependen de mis actos, se queja sin quejarse por dolor, se enternece su voz, sus palabras, sus ojos se vuelven taciturnos, brillan, me abraza las nalgas con fuerza…
Mientras más se agita, más intensifico los movimientos coordinados y juego a que soy una máquina sexual indiferente, pues el hombre que se haya montado sobre Lorena, finge no presenciar la película de terror... ¡otra vez!
Relación sexual que se desarrolla con imágenes similares, fluyen palabras vacías, promesas, pensamientos de pendejos emocionados, que, en realidad, no valen un Carajo.
Ella también se da cuenta de que ambos asistimos a un acto de manipulación, que hay una mentira controlada, pero Lorena conoce el pacto silencioso.
Somos una pareja sin ropa, carnes hirvientes dentro de una habitación—olla que no desprenden nada sustancial, pieles que sudan sin Amor. Eso lo sé, sólo que esta vez creí que con los quince días distantes que tuvimos, no iba a sentir nuevamente el Asco.

El cristianismo está lleno de sangre y contradicciones


Prefiero un ateo a un religioso, a un cristiano, evangélico, ¿por qué?
Porque los ateos han asesinado a menos personas que un creyente, porque a un ateo no le interesa infundirte miedos ni prohibirte placeres ni hacerte sentir culpable de algo.

Lean un poco sobre la historia del cristianismo y se asombrarán de ver cuántos delitos se cometieron y todavía se cometen en nombre de Jesucristo, de un dios imposible.

Los ateos viven con menos complicaciones y ataduras que un típico creyente que ha la mayoría de las cosas de la vida las ve como malas, condenatorias.
Las personas aún creen, tienen fe ciega, pero es porque ignoran, porque no investigan y se dejan seducir por las religiones como imbéciles. Sin embargo todavía hay quienes si han investigado y sorprendentemente no se asquean, no les da vergüenza ni abandonan sus creencias… sabiendo la asquerosa verdad de las religiones y no se distancian de ellas... !Qué horror!

Desde sus inicios hasta el presente a la religión lo criminal le pertenece. Y no usen la excusa de que las malas obras son culpa de los fanáticos. ¿Cómo puede llamarse cristiano y asesina? ¿Y si perteneces a la fe cristiana, por qué usas preservativo y fornicas sin antes haberte casado? ¿Cómo un homosexual se cree católico si eso va en contra?
No se supone que eso es malo, prohibido, pecado, en contra de la voluntad de Jesús. El sumo pontífice así lo afirma, entonces deberías confiar en sus palabras y no contradecir lo que el Papado afirma.
Pero es que agradar a Jesús, cumplir con los mandamientos de la Biblia es imposible; cada uno a su modo incumplen los reglamentos que pide y exige su amada religión.

Los delitos más atroces los han cometido los hombres convencidos de estar en lo correcto, los más fieles, los más dogmáticos, los ambiciosos de poder desarrollaron las guerras santas, la Inquisición, el oscurantismo, la preservación de la ignorancia, el control mental, la quema de libros, el ocultamiento del saber.


Es mejor independizarse, no seguir a nadie, estudiar y mirar los motivos por los cuales no vale la pena.
Las religiones, los cultos, las sectas contienen una mezcla de amor-odio, paz-guerra,
respeto-intolerancia.
Por su culpa la gente se estanca, se resigna, se vuelven estúpidos; no ven más allá de la mentira y aparente bienestar y felicidad conseguidos.
La felicidad del tipo religioso es una especie de anonadamiento, de letargo mental.

La alegría permanente es para idiotas conformistas que dejan de pensar, de analizar la vida y buscar respuestas más allá de un libro supuestamente sagrado.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Solución real para el calentamiento global




Este es mi aporte, mi granito de arena para detener los problemas ambientales:
El Aborto, en pocas palabras les diré por qué.


-Si hablamos de resolver los problemas del calentamiento global, de falta de recursos naturales, de la escasez de agua, de tierras aptas para cultivar, de alimentos, etc. Pues, en mi proyecto que busca detener el desmesurado nivel de población se encuentra la solución.
Una existencia menos en el planeta es al mismo tiempo, menos agua que gastar, menos comida que darle, menos energía eléctrica que usar, menos basura que botar, etc.
Si sumamos los de miles de fetos abortados, los beneficios serían reales, sorprendentes.
Si impedimos un millón de nacimientos, esto reduce el consumo y la producción que genera el desastre Global.
La sobrepoblación es el causante de las fallas, de convertir las zonas verdes, las montañas en residencias; hay una desproporción de gente y no los recursos suficientes para ellos. Él estorbo son los demás.
La comida ya no sobra, el agua se está acabando, el montón de autos que diariamente salen al mercado, y luego a las calles contamina más el planeta.
Y viendo como andan de mal las cosas, aún así, la gente irresponsable sigue fabricando más existencias, las cuales estorban cada día más. Yo no hablo de matar a los vivos, pero sí de poner un alto, hablo de detener la estupidez. ¿Señores seres humanos, podrían acostarse con los demás, pero no embarazarlos? ¿Es mucho pedir? ¿Es posible que se les quiten las estúpidas ganas de convertirse en padres de una estorbosa criatura?
Un embarazo o es como una pierna infectada, gangrenada, hay que amputarla antes de que termine matándolo a uno.
Cada nacimiento es una boca voraz que se engulle un irrecuperable pedazo del Mundo.


(Fragmento de la novela-ensayo "El Hombre coherente")

jueves, 11 de noviembre de 2010

Músicos gays, actores, científicos y artistas judíos

Opino que el arte, las ciencias y la filosofía minimizan las críticas absurdas, las condenas hechas por la gente religiosa y retrógrada; el Arte puede llegar a disminuir un poco los estúpidos prejuicios morales que tienen en contra de la homosexualidad.
La xenofobia y la homofobia es menor cuando se trata de las preferencias sexuales de cantantes, pintores, actores, actrices, científicos, etc.
Lo que quiero decir es que, por el hecho de que Rob Halford sea homosexual, eso no va a generar en mí un desprecio ridículo hacia él o por Judas Priest.... pero no faltará el típico homofóbico que desprecia y le repugana todo lo que, supuestamente, no es normal, lo que no es correcto según sus principios y su educación de antaño que proviene de ese libro lleno de contradicciones y odio que es la biblia.

La cuestión es que el talento de algunos artistas, a veces logra opacar, restarle importancia a sus tendencias sexuales por las cuales son discriminados.
 ¿Quién se atreve a decir algo malo de Queen porque Freddie Mercury fue gay?
Truman Capote fue gay, Michel Foucault, Federico García Lorca, Oscar Wilde… ¡Eso que hijueputas importa, fueron excelentes escritores! Leonardo da Vinci, Miguel Ángelo, muy buenos pintores; No creo que las preferencias sexuales de la gente sean relevantes, ¿O le prestamos atención a los retrógrados, a la iglesia de la mierda y los encarcelamos, los matamos a todos por no ser heterosexuales?

Esta discriminación es muy similar al asunto con los judíos y los NAZIS. No es lógico el radicalismo e intentar desmeritar a alguien por ser judío, gay, latino, iraquí, musulmán, etc. ¿Hubiera sido mejor asesinar a Albert Einstein, a Woody Allen, a Barbara Streisand, a Harrison Ford, a Natalie Portman?
En conclusión, por su aporte al mundo de la música, del arte y de las ciencias, no me afecta puta mierda que estas personas hayan nacido judíos u homosexuales…



Niños trabajadores, ¿denunciar o no denunciarlo?


Cuando vemos a un niño, más o menos de 12 o de 15 años, laborando, algunas personas piensan en explotación infantil, en el incumplimiento de los derechos de los niños, en que los padres deben de ser unas malas personas, unos abusadores. Entonces podríamos pensar en denunciar al empleador por incumplimiento de la ley, sin ates detenernos a analizar los motivos económicos, sociales e individuales por los cuales los menores de edad trabajan en la actualidad o en este caso en particular. No se sabe si es totalmente correcto denunciar todos los casos, no importando que, de cierto modo, no se esté abusando del menor, es decir, no trabaja en condiciones insalubres, en zonas de peligro, etc… que afecten su integridad física ni moral o ética. No trabaja horas extras, no está allí por obligación sino por necesidad, por situaciones personales, de ámbito familiar, incluso por gusto, porque le agrada el dinero y la independencia que con él consigue.
¿Y qué sucedería si en la aplicación de los derechos del niño, sin quererlo se están creando individuos sobreprotegidos, perezosos, mimados, personas que desconocen el valor de ganarse la vida trabajando y no delinquiendo?
Volviendo al tema, no estamos seguros de por qué el menor trabaja en vez de encontrarse estudiando o jugando; no sabemos si sus padres sufren de alguna enfermedad que afecte el normal cumplimiento de sus obligaciones como padre o madre. De ahí vendría la pregunta, ¿es conveniente denunciar el delito cometido o se empeora la situación de ese sector de la sociedad que por varias razones los menores deben laborar?
Y si por culpa de nuestra denuncia, afectamos la poca estabilidad del núcleo familiar, eso nos llevaría a cuestionarnos, si en vez de soluciones, aumentamos los problemas.
Por entrometidos meten a la cárcel a la mamá y al niño lo envían a un hogar de paso, temporal, se lo aísla del entorno familiar, no se sabe con qué consecuencias psicológicas a futuro.
En el caso de que el menor trabajador únicamente tenga madre y no padre o ambos, pero en situación de discapacidad o de desempleo, ¿a quien debemos responsabilizar? ¿Hasta qué punto es responsabilidad del gobierno velar por los ciudadanos y generar fuentes de empleo para todos, evitando así una situación donde el menor se ve en la necesidad de ayudar a sus padres?
otros dirán, !Qué trabaje, es bueno que vea que la vida no es un juego, que madure; mire cómo va de mal el hijo del vecino, es un vago al que se lo dieron todo a pedir de boca y véalo ahora, no aprendió nunca nada útil, es un inepto, un bueno para nada!

¿Es preferible el menor de edad trabajador en comparación con los que quieren conseguir las cosas sin esfuerzo, robando?

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Cuántos amigos tienes enFacebook?


Dependiendo de la cantidad de supuestos amigos agregados en facebook se puede calcular el nivel de popularidad ficticia y la idiotez de las personas.
Acá sucede lo mismo que con los que guardan o mantienen en la bandeja de entrada más correos de los que algún día podrán leer. Simple y llanamente “relleno”, gente que sobra, pero allá ustedes con sus problemas de auto-estima.

Me parecen estúpidos los hombres que se creen los más lindos, los más fuertes, los que mejor cuerpo y abdomen tienen y se toman fotos sin camisa y las ponen de perfil.

Antes culpaban a la televisión de volver estúpida a la gente, ahora el culpable son las redes sociales.
¿Cuántos agregados tienes?... Usa bien la cabeza, no seas cobarde o incoherente, la basura hay que botarla, empieza a eliminar gente innecesaria de tu vida.

lunes, 8 de noviembre de 2010

La virginidad me da asco



Dañar a una creyente:
Ansío profanar tu cuerpo tan yermo de no recibir sexual contacto, ansío mancillarte, excavar en ti y hallar fealdad, lo hediondo que se haya oculto tras la ropa que te cubre, tras las cremas y los perfumes. ¿Por qué dices que tocarte es profanarte, irrespetarte?... ¿Una ceremonia nupcial remedia el ultraje?
Contigo ni ninguna me interesa el matrimonio. Qué gran patraña, mujer, es tiempo de impregnarte de sudor, de calor, de carne sedienta de tu cuerpo, destruir tus conceptos puritanos, mostrarle a tus ojos lo nunca antes visto en vivo y en directo… te ofrezco mi regazo, tómalo con las manos, con los labios, bésalo, chúpalo como a un helado.
Ansío tocarte de tal modo que te condene a los infiernos ficticios de tu religión. Deseo colmarte, llenarte los vacíos y llenarte de culpa, de arrepentimientos. Qué bello dañar lo que esa mujer tanto ha cuidado, impedir su merecimiento del paraíso, de la eternidad prometida.
Dispondré una trampa para que caiga en desgracia, lanzar la red para que sus virtudes decaigan. Te ofreceré vicio, licor, cigarrillos, sexo, drogas y Rock & roll para profanar ese cuerpo donde para tu ignorancia Cristo habita. Voy a embriagarte para aflojar las cadenas, te embriagaré para resquebrajar las cadenas que te han impuesto tus mojigatos padres.
Y cuando por el culo te meta un palo de escoba, tal vez termine gustándote.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Odio a los evangélicos y a los testigos de Jehová


(Nota del autor: En verdad no los odio, al contrario, me dan lástima. Ignorantes, débiles, manipulados)

No me caen bien por muchas cosas, principalmente por las normas y el estilo de vida exagerado que difunden, pero pocos cumplen, por sus intentos de controlarlo todo, en especial lo relacionado con el sexo, con los placeres mundanos; no me simpatizan por intentar negar, suprimir, esconder la sexualidad en cada persona y porque es mentira, me han contado que cuando un recién evangelizado llega al culto, las mujeres se le lanzan encima, le hablan con amabilidad, le coquetean, etc. Esas mujeres se enloquecen con un nuevo miembro, pues están hartas, cansadas, aburridas de no poder practicar el sexo sin que un matrimonio lo permita antes, y viven ansiosas de casarse para poder por fin follar sin límites, para sentir que tienen permitido que les metan el pene como perras en calor y entonces no pensar que es un pecado.
Al casarse, supuestamente dejan de cometer pecado.

Las personas, hombre o mujer que fingen y dicen no pecar, es decir, no manosearse ni acostarse a escondidas con ninguno, pero es falso, pues las felicito.
Qué bien que no se dejen controlar ni infundir miedos arcaícos.
Para y por algo le dieron un cuerpo que siente placer.

A los evangélicos les abunda el desprecio, la discriminación, la prepotencia, la arrogancia, el egoísmo, la estupidez, el miedo, las ilusiones banales, etc.

Qué mentalidad tan asquerosa se esconde bajo esa ropa limpia y elegante.
Su apariencia de personas decentes y amables, no es más que una patraña. se creen lo mejor de lo mejor y a los demás los miran como a mierda, como a gente perdida, extraviada, miserable, condenada al infierno, indignos de la vida eterna.
¿Qué les puedo decir a ellos?...
Pues continúen esperando en vano la venida de Cristo, a la final cada quien decide cómo auto-engañarse, cómo darse un aliciente en medio del absurdo.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El asesinato de un amigo


(Dedicado a Henry (Dragón) quien vivió en el barrio Machado de Bello-Antioquia)

Supongo que Henry mantenía una mínima esperanza o una gran inocencia:
Estacionaron las motos, él desciende de la moto a la fuerza, bajo presión; el corazón le palpita a mil por minuto, camina temblorosamente, bajo las órdenes de los jóvenes delincuentes que lo capturaron.
La oscuridad y la desolación del sector fueron sus aliados para cometer el delito a espaldas de unos feos apartamentos, a pocos metros de un supermercado llamado “Consumo”en el barrio Niquía de Bello.


Amarrado o con las manos sueltas, no sé con exactitud, le dieron la risible opción de escapar, de que corriera por su vida; lo hizo con la ilusión de lograr escapar, pero ellos, los homicidas sin rostro ni nombre, apretaron los gatillos de sus pistolas mientras se burlaban de él al verlo caer cuando se tropezó con las piedras del terreno baldío.
Escuchó cómo lo insultaban, oyó el “BANG”,”BANG” del revólver calibre 38 largo. Sintió los impactos de plomo en su carne sudorosa, pero no se detuvo, siguió corriendo, resbalándose hasta que, los siguientes impactos de bala lo tendieron agonizante sobre el pantano y la maleza... se burlan de Henry:
— ¿El niño de rostro irresistible siente miedo?... sangra, ve, no es sino lindo, pero lo bonito no lo hace invencible... ja, ja, ja.
Muere conquistador, muere galán de la Mierda, te metiste con la mujer equivocada, con mi novia, entonces, agoniza, te vas a podrir muy pronto, ya no podrás besar ninguna otra boca, las muchachas bonitas no verán más tus ojos claros.
No comerás de nuevo tu alimento favorito, no reirás más, el disfrute de la vida te lo hemos robado, ahora revuélcate de dolor y miedo, pues eso es lo último de lo que tendrás conciencia, Conciencia de la agonía, del ahogo, de la falta de aire, de la sangre que te mancha la ropa, conciencia del olor de la sangre mezclada con pólvora; tus últimos pensamientos serán desesperantes. Qué lástima de ti, joven guapo.
Nadie acude a salvarte, no hay quien nos detenga, somos libres para matarte, ninguna fuerza suprema nos ha impedido dispararte, resígnate, niño lindo del barrio.


Henry Se tocó las heridas y se dio cuenta de que las manos también le sangraban y le dolían al moverlas. Han fallado los primeros disparos, pero eso no vale nada ya...
pues ahora que se ponen frente a él para asesinarlo.
La conciencia se hace consciente del calor nervioso, de los escalofríos y del dolor adormecido; Henry se entrega a la Muerte, se regocija en su agonía lenta.
Está confundido, pero su cerebro lo anestesia... se va durmiendo y resignando.
Las drogas del cerebro lo narcotizan y cae en la satisfacción de Morir, de no sufrir nunca más, se imagina estupideces similares al cielo, imagina familiares ya muertos que le hablan, imagina un túnel luminoso que supuestamente lo conduce al paraíso inventado por los cristianos.
La sangre fluye por la tierra, se mancha su camiseta favorita y el pantalón que su abuela le lavó y planchó el miércoles en la noche se ha estropeado.
Los tipos sin identidad apuntan sus armas a la cabeza... !apunten, listos... fuego!
El final cede con la destrucción de los sesos. Aquella cansada conciencia cesa de captar el Amor, el cansancio, el rencor... en fin. La nada en Henry se ha fundido en una cosa a manos de otro.


Ese joven rubio es ahora compacto, pleno. Es un objeto, al contrario de nosotros los vivos. ¿Lloramos solamente por egoísmo su caída, su totalización involuntaria? ¿Nos trastorna su extravío o sólo tememos por el horrible futuro, por lo que nos golpeará fuertemente la cabeza mañana?
No es gran cosa vivir desarmado, no robar, no pelear, ni dedicarse a otras cosas; leer, por ejemplo. Al asesino no le interesa si te gusta La Cultura o no. La Muerte está en manos de los delincuentes, en cada uno de nosotros; las circunstancias nos llevarán algún día a Matar, a vernos obligados a Disparar, a empuñar el Machete. Pero si yo mato es porque fue la única salida que vi, era mi vida o la de él, del que amenazaba con convertirme en cadáver.
 Pero, los grandes asesinos no discriminan, no se detienen a pensar si eres un buen ciudadano, si tienes unos hijos que dependen de ti; carecen de escrúpulos, lo mismo les da si contribuyes o si estorbas en la Sociedad.
Demasiado inocente fui al creer que a personas como yo no les ocurrían esas tragedias por el simple hecho de no mezclarme con gente violenta.

martes, 2 de noviembre de 2010

Legalización de la marihuana... ¿cuál es el problema?


Aunque no consuma marihuana, apoyo la legalización; ni que se notara la diferencia con la supuesta prohibición. La legalización no va a aumentar el consumo entre personas que no les agrada drogarse. Esa mentira de que se van a corromper más a los niños y a los adolescentes es una disculpa barata.
Hay personas que no nacieron para volverse drogadictos, a esos individuos sanos usted puede ponerle la copa de licor o el cigarro en frente y no aceptan.

Los que consumen alcohol o estupefacientes no lo hacen ni lo dejan de hacer porque se le considere un delito, consumen es por placer, necesidad, vicio o por ocio.

Ninguna campaña anti-droga funciona para los que detestamos la sobriedad, si usted o sus hijos terminarán borrachos o drogados, eso no lo impide nadie.
¿Pueden los consumidores no acabar en decadencia, no robar, no mentir, no perder el empleo, no caer en la delincuencia?
Esa es la clase de Drogadicto que nadie molestaría, pues no se lo miraría como nocivo para la sociedad y los estigmas en contra de los viciosos disminuirían.
La idea no es abandonar ni prohibir el consumo, si no, aprender a controlarlo.